Entras a mi habitación y te miro a los ojos profundamente y te digo: “que deseas de mi” y tú me dices “hazme tuyo”, entonces comienza la acción.

About the author