Cuando me abrió la puerta apareció con ropa interior. Atractiva y sexi. Simpática, amable, bien, muy correcta. La experiencia fue muy buena. Yo soy pasivo y ella más bien activa y dominante. Entramos en su habitación y me desnudó con suavidad, hasta me empalmé con los gallumbos. Ella jugó con el bulto y lo sacó a la luz. ME la comió y me hizo 2 gargantas profundas históricas para mi. Me folló en varias posturas y la sentí bien adentro. Sabe lo que se hace. Después de estarme follando 20 minutos, no pude más, me subí encima de ella y solo rozando con los saltos mi polla en su pecho me corrí. Estuvimos hablando un buen rato, desnudos encima la cama. Me la iba mirando y me gustó lo que veia, me empalmé de nuevo. Ella se rió y me dijo: ‘Me has gustado, me apetece repetir’, y me volvió a engatillar. Un vicio de mujer, me encantó.

About the author