Llegué por la tarde a su casa, en donde vivia sola. El piso era un piso pequeño en el barrio de Sants, antiguo,aunque ahora se que se cambio de piso en el centro de Barcelona, pero la habitación está limpia y es amplia, que es donde se lidia la faena. El recibimiento fue super cordial, es muy simpática y agradable. Pasamos a la habitación, nos desnudamos nos tocamos un poco y nos besamos, enseguida los dos ya estábamos empalmados y listos para la faena. Me preguntó si quería que fuera sumisa, activa o sensual, yo le dije que más bien sensual. Se puso el condón y se la empezé a chupar, su polla creció un poco más, haciéndome que le chupara también los huevos. Después hubo cambio de rol, me pegó una mamada increíble, metiéndose la polla hasta la campanilla y con una velocidad y succión, bestiales. Me practicó un beso negro muy placentero. Poco después pasamos al turno del folleteo, me pegó una buena ensartada, no es Afrodita, pero tiene una buena herramienta, lo suficiente para disfrutar al máximo a pesar del pequeño dolorcillo que se sufre, más cuando se lleva algún tiempo sin utilizar el culo para estos menesteres. Las embestidas iban en aumento cada vez más, ya que se iba calentando a medida que sus huevos iban rebotando en mi parte trasera. Parón y cambio de tercio, se la metí lo más adentro que pude y devolviéndole las embestidas, ella seguía empalmada y gimiendo (muy bien por cierto), me dijo que me corriera encima de ella, pero decidí correrme mientras me volvía a follar. Final, limpieza y conversación muy agradable, se le nota que es culta, y que disfruta con la conversación.

About the author