He estado dos veces con ella, volvere a repetir, ella me hizo sentir un placer inolvidable, sentir suave éxtasis de la más pura pasión, el abrazo tierno de sus delicados brazos. Ese beso que me estremecio y enamora con el tacto de sus labios. La caricia que empieza en su rostro y rueda hasta el alma, la ternura que solo pueden brindar de el brillo de sus ojos brillantes, Senti su mano en la mia, su mano de compañera, su voz de niña en mi oido como una campana nueva, como una campana virgen de un alba de primavera. Ella me hizo sentir todo eso y por eso volvere a estar con ella, cuando mi destino se cruce de nuevo con sus labios, un beso desde australia, Dita cuidate preciosa.

About the author