Ya tuve el placer de conocerla hace más de un año, y ya por aquel entonces despues de disfrutar con ella me quedé enganchado a consultar su web para saber cuando volvía por Madrid. Ayer de nuevo y con la tranquilidad que merece, volví a sentirla y a compartir un espectacular momento de sexo y buena charla con ella. Como en la vez anterior me recibió con ropa interior negra, y zapatos negros de aguja. No extrañé nada de su físico porque como digo la sigo en su web y se aprecia muy bien su transformación a mejor cada día, aunque ya era una preciosa mujer antes. Compartímos unas primeras palabras en el sofá y enseguida empezó a besarme, acariciarme y mordisquearme. La pasíón se había desatado y no esperé a ir a la cama, empecé a desnudarme con nerviosismo y rapidez, ella se había percatado de mi supercalentura y se lanzó a mordisquearme los pezones y la iniesta solitaria. Por supuesto yo tampoco podía parar de amasar sus pecho(muy ricos) y zarandear su secreto tan erecto como el mio. Por supuesto la cama nos gritaba compartir ese calor, y despues de la duchita, a ella sé que le encanta la limpieza (y a quien no), nos lanzamos a rodar por todos los rincones de las sábanas. Nuestras bocas avidas de placer pasaban de compartir lengua a comernos profundamente los miembros. Ella vibraba, se contorneaba, gemia y yo perdía el sentido de lo real. » No te corras aún» me pidió, y aunque podría haberme dejado llevar por el placer, la hice caso, no quería perder ese vuelo. Entonces ella quiso descubrir mis interiores, y me preparó, me humedeció, y primero con su dedo, luego con dos de ellos y ya estaba listo para recibirla. Como cabalga, cambiando las cadencias y haciendote vibrar de placer, casi al punto de derramarme solo con sus envestidas. Y yo quise imitarla y la cabalgué de pie, ella contorneaba su culo, precioso, imprimiendo a mis envestidas un giro frenético y muy placentero. Me volvió a cabalgar y golpeaba mi trasero con una fusta plana, que era la primera vez que experimentaba y que lejos de producir dolor aumentaba el placer. Ella ya estaba a punto y sabía que quería que se derramara sobre mi y explotó en un orgasmo abundante, dando gritos de placer que me hicieron hasta sentirme orgulloso de provocar eso. ESPECTACULAR. UF vaya rollo que llevo soltado y tan solo es el primer asalto. Le costó recuperarse, ella reía sorprendida del fuerte orgasmo. Pero no se olvidó de mi poco a poco recuperó el aliento y sus manos retomaron las caricias, su boca la avidez sobre mi soldadito y ahí ya si que me dejé ir, no dentro de su calida boca sino sobre mi pecho cayendo donde aun permanecían los restos de su explosión. Logicamente, nos dimos un descanso sin intercambiar casi ni palabras, tan solo ella que como si de tu novia se tratase te regalaba un cálido y apasionado beso en la boca de vez en cuando. Lo que vino despues fue una ducha refrescante y un compartir unos momentos de conversación muy muy agradables y sinceros, nada vanales es un autentico placer hablar con ella te transmite muy buenas sensasiones. Bueno aquí corto mi relato, aunque aquí no terminó, porque ella sabía que me encanta repetir los mejores momentos y vaya si me los hizo sentir.

About the author