Hace tiempo que me llamaba la atención tus anuncios. Tu marketing era muy bueno. Te sabias vender. Pero pense que las fotos eran retocadas y los comentarios exagerados. PERO NO. Solo al entrar en tu santuario, veo que detrás de todo hay una persona, una mujer con sentimientos de mujer con un clítoris enorme y un trato exquisito. Te pareces mucho a Diana Krall. Me miras a los ojos directamente, dominas el escenario, los tiempos y la situación. Pasamos a un sofa donde me relajo, y nos metemos mano y nos besamos suavemente con esos labios tan tiernos. Nos entrelazamos la lenguas con placer. Pasamos a la habitación contigua, y en la cama, realizamos todas las posturas posibles. Mamadas mutuas, penetraciones, beso negro, arriba, abajo, de lado y acabo sentado en tu polla. Y haces que me corra en tu cuerpo. Eso si, gastas algo asi como 6 preservativos. Pasamos otra vez al sofa, con una conversación muy agradable, que me hace sentir muy cómodo y sin prisas me voy. Eres PERFECTA, SENSUAL, DULCE, ATENTA, AMABLE, IMPRESIONANTE¡¡¡¡ y encima INTELIGENTE. Habia estado con otros travestis, pero ninguno como tú. Espero repetir más veces contigo. No cambies. Un beso

About the author