Por fin,y después de varios intentos fallidos por mi parte, conseguí tener una cita con Dita. Aprovechando unos días que ha estado en Madrid, me decidí a llamarla. Había leído muchas experiencias muy buenas sobre ella y pensé que era el momento ideal. La verdad es que he de decir que la experiencia ha superado con creces las expectativas, y mira que éstas eran muy altas. Una mañana de Mayo la llamé y concertamos una cita para esa noche a las 23:30h, le dije que era pasivo y un poco sumiso, y eso le encantó. Desde el primer momento se metió en el papel de dómina y me mostró su autoridad. En los mensajes previos a la cita, esa misma tarde, me dejó muy claro quien mandaba y quien iba a ser la putilla de quien…y a mi eso la verdad es que me puso a cien… A las 23:30h me presenté en el piso, que por cierto está muy bien ubicado, me dio el número y subí. Ya en el ascensor mis nervios iban en aumento, llegando incluso a sudar…esa sensación previa es increíble. Llamo a la puerta y me abre Dita, es tal cual me la imaginaba, muy buen cuerpo y con una mirada inquisidora y morbosa que quita el hipo. Sin apenas conversación previa me dice que me desnude completamente y que no me ponga nervioso. Me manda arrodillarme frente a ella y sin mediar palabra me da dos pequeñas bofetadas seguidas de un pollazo en la cara. Dita se empalma con mucha facilidad, eso, o le puse mucho porque nada más desnudarme ya estaba empalmada.;) Seguidamente me abre la boca y me clava la polla hasta la garganta.Empieza a follarme la boca cada vez con más intensidad, alternando con pollazos en la cara. Me insultaba y me daba alguna que otra bofetada, todo esto por cierto delante del espejo del armario…me decía \»mírate la cara que pones y como te gusta chuparme la polla, putilla\» …Después me levantó del suelo y me tiró a la cama, me tumbó boca arriba con la cabeza en el borde colgando de la cama, y me metió su polla en la boca, para seguir follándome hasta atragantarme y casi hacerme vomitar. En esa postura hicimos un 69, ella me la chupó increíblemente bien, se la mete entera en la boca y la moja mucho con saliva…espectacular. Después de un rato me da la vuelta, \»es la hora de abrirte ese culo\», me dice. Me pone a cuatro patas y comienza a hacerme un beso negro increíble metiendo su lengua hasta el fondo y chupándome también los huevos y la polla, la doblaba hacía atrás chupándola toda…realmente increíble. Seguidamente me lubrica con una crema y me invita a tomar un poco de popper, a lo que accedo. Cuando me quiero dar cuenta ya tenía la polla metida hasta el fondo…y eso que le dije que era muy estrecho. Es increíble como lo hace, nunca me había pasado que me penetrasen sin apenas dolor alguno, tiene un don para eso. Lo hace rápido pero con suavidad, de tal forma que no duele, al menos a mi apenas me dolió un poco al principio. Como ve que no me duele incrementa el ritmo y me folla a cuatro patas en la cama cada vez más fuerte, alternando con algún azote. Con las embestidas termina tumbándome en la cama y ella encima mía sujetándome los brazos sin darme ninguna opción a moverme, la sensación de estar a su merced y sin poder moverme mientras me revienta el culo es fascinante. Sigue follándome así un rato mientras me dice guardadas al odio \»¡te voy a reventar el culo mi putilla!, ¡eres toda para mi, puta andaluza!\»…Seguidamente nos levantamos de la cama, y me pone de pie frente al espejo del armario, me abre las piernas, me inclina el cuerpo ligeramente hacia delante y ¡rasca!, pollazo hasta el fondo…empieza a follarme bastante fuerte en esta posición, más que nunca, azotándome el culo con una mano y con la otra tirándome del pelo y cogiéndome del cuello…todo esto delante del espejo y mirándome a los ojos…era una situación super morbosa y a ella se nota que le gusta el morbo. Después de darne así una buena follada, me tiró al suelo, poniéndome a cuatro patas también frente al espejo y siguió follándome ahora en esta nueva morbosa postura…tras un buen rato de follada, paró y se sentó en la cama, apoyada en el cabecero, se encendió un cigarro y me hizo ir hasta ella a cuatro patas arrastrándome como si fiera un perillo, me estaba esperando su con su polla erecta para que se la comiese, y así hice, le comí la polla un buen rato mientras ella me apretaba la cabeza para atragantarme con su polla, follándome la boca con fuerza y sacando de vez en cuando su polla para abofetearme la cara con ella.. todo esto mientras ella se fumaba tranquilamente un cigarro…Yo ya estaba a 100 y estaba a punto de correrme, así que Dita para terminar se tumbó boca arriba y me obligó a cabalgarla, mientras ella pajeaba mi polla…así estuvimos un buen rato hasta que me corri en sus tetas…fue una corrida increíble. Después una agradable charla y una ducha. Para terminar, decir que ha sido mi mejor experiencia co\»n diferencia con una trans. Nunca nadie me folló sin dolor como ella. Es muy recomendable como activa y dómina, yo ya estoy esperando su próxima visita a Madrid

About the author